Gran Hermano anuncia un giro en la mecánica de su juego provocando los aplausos de la audiencia

Desde que la nueva edición de Gran Hermano VIP comenzara, muchos se han quejado de que los concursantes no tenían pruebas semanales y se pasaban el día sin hacer nada. Pues bien, el concurso ha decidido hacer caso a los espectadores y han puesto una de las pruebas más polémicas del reality.

Llegan los clientes y los empleados a GH

Anoche, durante el Debate de Gran Hermano VIP, Sandra Barneda anunció que por fin volvían las pruebas semanas al concurso y que para empezar por todo lo alto, habían decidido que la primera fuera la de clientes y empleados. 

Si no has visto nunca Gran Hermano, te explicamos en qué consiste la prueba. La casa se divide en dos equipos: unos son los clientes y otros los empleados. Durante todo el tiempo que dure la prueba, los clientes no pueden hacer absolutamente nada, ni siquiera ir a por un vaso de agua.

Todo deben pedírselo a los empleados, algo que no suele gustar a los de ese equipo y más dada la rivalidad existente.

Ha sido el público quien ha decidido qué puesto ocuparán los ocupantes de la casa. En este caso Mónica, Suso, Makoke, Asraf, Omar y Techi serán los empleados, decisión que no gustó ni a Mónica ni a Suso.

{keyword}
Mediaset

El resto de la casa, es decir, Tony, Darek, Koala, Verdeliss, Miriam y Aurah serán los clientes que podrán pedir todo lo que quieran a sus compañeros.

Una prueba que ha provocado mucha polémica en el pasado y que promete dejar grandes momentos en esta nueva edición. Seguro que esta semana va a haber más de un problema en la casa de Guadalix.

¿Te gusta esta nueva prueba? ¿Crees que era necesario ya para la vida en la casa?

¡Comparte con todos tus amigos y familiares el cambio de Gran Hermano VIP!

[chimpmate] [fbcomments]